Beneficios para ejercitar la mente

Si bien conocemos cuales son los hábitos de vida saludables de siempre, como la hidratación, el ejercicio, dormir horas suficientes y mantener una dieta equilibrada, no conocemos tanto otro tipo de prácticas que son tan beneficiosas, o incluso más que estas.

 

Estamos hablando del ejercicio mental y la meditación, porque es verdad que si estamos físicamente sanos y fuertes por fuera, nuestra salud estará a salvo, perosi nuestro interior se encuentra inestable, nos puede llegar a provocar otros problemas como reflejo.
Está comprobado que al igual que el cuerpo, debemos ejercitar la mente, ya que no podemos olvidar que para desarrollar todas nuestras capacidades necesitamos esta parte tan indispensable nuestra. Además, se ha estudiado que hay enfermedades físicas que empiezan como un problema interno, como la mala gestión del estrés, y también el caso contrario, en el que gracias a la mente y a lacapacidad de meditación y de llegar a un estado de calma, se ha contribuido a la hora de superarla.

¿Cómo podemos ejercitar nuestra mente?

 

 

Leer

Nadie puede dudar de que el alimento básico del cerebro y la mente es la lectura. Más allá de que leer es un placer que nos transporta a diferentes épocas y nos convierte en distintas personas, la lectura es, según la neurología un gran beneficio para nuestro cerebro. Leer un buen libro, según los estudios, potencia las conexiones de nuestro cerebro. Lo que sucede, es que al recrear en nuestra mente esos lugares e historias que estamos leyendo en la obra, se genera un sentimiento de empatía y nuestro cerebro lo traduce en una constante actividad cerebral.

En Inglaterra, ya hay doctores que recetan lecturas a pacientes que tienen problemas desencadenados a partir del estrés, la ansiedad o la depresión. Y no hablamos de libros de autoayuda, si no de otros más literarios que generen esta capacidad mental de centrarnos en algo más allá, creando al mismo tiempo un ejercicio cerebral que sana desde dentro.

 

Escribir

¿Sabías que la escritura es terapéutica? Tenemos muy poco en cuenta la importancia que cobra la escritura en nuestra salud, sin embargo, solamente a partir de ella se pueden descubrir rasgos de nuestra personalidad e, incluso, detectar que padecemos alguna enfermedad. El acto de escribir (eso sí, a mano) es muy beneficioso, ya que las señales que enviamos al cerebro para poder plasmar nuestras palabras en el papel a través de los movimientos de nuestras manos, hacen que nuestros niveles de memoria aumenten. Como hemos dicho, también se trata de un método terapéutico, ya que según un estudio las personas que mantienen un diario que les permite reflexionar, se muestran mucho más positivas y toman mejores decisiones.

Otro de los beneficios, es que ayuda a dormir, ¿sufres insomnio y no consigues descansar convirtiendo tu día a día en una bola imparable de ojeras, agotamiento y poca productividad? La solución pueden ser tan solo 15 minutos de escritura antes de ir a acostarte.

 

 

Aprender idiomas

Estudiar idiomas a cualquier edad es uno de los ejercicios mentales que más beneficios aportan a nuestra salud. Uno de ellos es la mejor flexibilidad cognitiva,superando ciertas situaciones con más rapidez. Estas capacidades cognitiva también nos aporta agilidad mental durante más tiempo, nos permite tomar decisiones con más seguridad, desempeñamos ejercicios y tareas físicas deforma diaria con más facilidad y, aunque el Alzheimer no es evitable al cien por cien, aquellos que son bilingües o políglotas lo padecen menos.

 

 

Dibujar y pintar

Tanto dibujar como pintar, favorecen a nuestra concentración y ayuda a nuestra salud mental, ya que es un método muy eficaz para distraernos. Pero más allá de eso, es una gran ayuda tanto para jóvenes como adultos y personas mayores, a la hora de trabajar nuestra motricidad, a causa de que tenemos que utilizar diferentes utensilios y hacer diferentes movimientos, con diferentes técnicas. Además, es un ejercicio que se puede combinar con la actividad física, yéndonos a pasear para plasmar aquello que vemos a nuestro alrededor.

 

 

Evitar calculadoras

Aburridas, difíciles, suspensas… Hemos escuchado mil cosas sobre las matemáticas, la mayoría de ellas negativas, así que iba siendo hora de que alguien nos contara algo bueno. Hacer cálculos mentales no sólo nos agudiza la mente, si no que además ahora mejora la vista. Los médicos recomiendan hacer cálculos por la calle, ¿cómo? Sumando, restando, multiplicando, dividiendo, o todo a la vez los números que veamos donde sea. Se aceptan matrículas, ofertas y señales de tráfico, todo sirve para hacer que busquemos aquí y allá y mejoremos nuestra capacidad de visión.

 

 

Resolver pasatiempos

Estos entretenidos juegos previenen el riesgo de deterioro cognitivo. Las personas que los realizan con frecuencia, se obligan a sí mismas a utilizar estrategias de razonamiento, memoria, atención y lógica. La mielina tiene la función de permitir la transmisión rápida y eficiente de impulsos a lo largo de las neuronas. Cuanto más activo está el cerebro, más mielina se produce, de forma que se evita que se minimice el deterioro. Se podría equiparar al cerebro con un músculo, pues cuanto más se usa, más se fortalece. También ayuda a generar nuevas neuronas, y además son de lo más divertido y nos ayudará a sentirnos alegres.

 

 

Aprende a meditar

Practicar la meditación es lo mejor que podemos hacer si queremos conseguir mayor paz interior, y por tanto mejor bienestar general. Existen diferentes tipos de meditación, encontramos la meditación de “conciencia plena” y meditación trascendental. El objetivo de la primera es liberarse de pensamientos y acciones negativas mediante la respiración, mientras que en la segunda se repite un mantra una y otra vez en voz baja o en silencio, con el objetivo de no distraerse.

La meditación no solo actúa en modo beneficioso para el estrés. Otros estudios también dicen que nos puede ayudar a reducir el dolor, ya que son muchos aquellos que combinan las rehabilitaciones tradicionales, con sesiones de mindfulness y terminan los procesos de recuperación antes que el resto. Y para colmo, también hay estudios que avalan que la meditación se asocia a efectos positivos sobre el sistema inmunológico. Como podemos comprobar, son hábitos que nunca pueden restar y que son actividades bastante accesibles, por lo que no está de más añadirlas en nuestra rutina diaria. Y además, no solamente es una cuestión de salud, si no que nos ayudará a nutrir nuestros conocimientos y habilidades. Empieza a desarrollar los ejercicios mentales y aumenta tu bienestar poniendo en equilibrio cuerpo y mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *