Especialistas en Dermocosmética

Casa

Dermocosmética

Dermocosmética

La cosmética tiene como finalidad la elaboración de productos que permitan potenciar la belleza de las personas, pero en algunos casos la piel puede sufrir es por ello que surge la dermocosmética.

 

La dermocosmética es una nueva disciplina que se produce por la unión del concepto de cosmética y dermatología, es decir, la preocupación por la belleza teniendo en cuenta la salud de nuestra piel.

A pesar de que los productos dermocosméticos no son considerados medicamentos como tal, si que aportan beneficios a la piel más allá de los que tienen los cosméticos.

Surgen ante la necesidad de mantener el pH natural de nuestra piel y a la vez obtener un efecto hidratante y nutritivo que pueda potenciar nuestra belleza.

NuevaFarma sabe lo importante que es el cuidado de la piel y conocer que productos son mejores para cada persona, por tanto debemos saber que nuestra piel está dividida en tres capas con funciones diferentes:

 

  • La hipodermis que es la capa más profunda que adhiere la piel a los huesos o músculos.
  • La dermis, capa intermedia que contiene proteínas y aparta a la piel flexibilidad, siendo la capa más resistente.
  • La epidermis, que es la capa que está en contacto con el exterior y sirve de escudo ante bacterias y sequedad de la piel.

A pesar de que todas la pieles tienen la misma estructura, cada piel es diferente y por tanto requiere unos cuidados distintos. Por ello antes de adquirir cualquier producto de dermocosmética, NuevaFarma te propone que descubras cual es tu tipo de piel para acertar en el tratamiento.

La piel normal es aquella que posee un equilibrio entre la piel grasa y la piel seca, no es demasiado sensible y sus imperfecciones no son casi apreciables.

La ausencia de granitos así como una tez brillante y flexible, son lo que caracterizan a este tipo de piel, además de aguantar con mayor facilidad las agresiones exteriores como la humedad o la radiación solar.

Un rostro equilibrado, a pesar de tener una buena circulación y apariencia también requiere ser cuidado para mantenerlo así, de forma que los productos adecuados son los indicados para “todo tipo de pieles” o en su defecto “pieles normales a secas”.

piel-normal

Si tu piel tiene un aspecto seco o  tiende a escamarse puede ser por ausencia de hidratación o por carecer de la facilidad de otras pieles para absorberla.

La piel seca se suele mostrar tensa y frágil, con la sensación de poca elasticidad, provocando en algunos casos picores e irritaciones, sobre todo si nos exponemos a agresiones externas como el viento o el sol.

Para este tipo de piel es recomendable el uso de cremas hidratantes con nutrientes y anti-arrugas, ya que así además de hidratarla prevenimos el envejecimiento precoz del rostro.

crema hidratante-piel seca

Las pieles grasas, se caracterizan por un exceso de sebo en nuestro rostro, esto provoca que nuestra piel luzca demasiado brillante  y con una textura irregular. Sobretodo se suele acumular en la zona de la nariz, frente y barbilla, conocida como la zona “T”.

El exceso de glándulas sebáceas provoca que aparezcan mayores signos grasos como las espinillas o puntos negros, al estar los poros más dilatados.

Además, existen ciertos factores que pueden incrementar la aparición de estas imperfecciones como el estrés, la contaminación o una mala alimentación, sobretodo si está basada en productos grasos.

Si este es tu tipo de piel, los mejores productos dermocosméticos para ti son aquellos que no contengan aceites. Esto no significa que tu piel no necesite ser hidratada, sino que las cremas hidratantes que uses deberán estar libres de aceites.

piel-grasa

La piel mixta es una mezcla entre piel grasa y piel seca, por lo tanto deberás prestar mayor atención en su cuidado.

La zona “T” del rostro tiene mayor tendencia a ser grasa, mientras el resto de tu piel, sobretodo las mejillas, puede resecarse.

El cuidado por tanto ha de ser distinto para cada zona de la piel, aunque en ambos casos deberás limpiarla dos veces al día, por la mañana y por la noche. Después el tratamiento de productos dermocosméticos varía:

  • Para la zona grasa deberás emplear productos matificantes no grasos para hidratar y cerrar los poros.
  • En la zona seca de la piel, cremas hidratantes con nutrientes, ya que la mayoría de las veces se resecan por falta de hidratación o escasez de agua en la zona.

piel-mixta 

Este tipo de piel se irrita o escuece con facilidad. Por lo tanto hay que tener un cuidado extremadamente delicado, ya que el uso de ciertos productos puede provocar la aparición de rojeces o granitos, e incluso reacciones alérgicas o eczemas.

Los productos recomendados son sobretodo aquellos que tengan la menor cantidad de químicos invasivos que puedan provocar las reacciones citadas. Para el uso de productos de día es importante que lleven algún tipo de protección solar, ya que además del sol también nos protege del frío.

piel sensible- protección

Una vez hayas conocido cual es tu tipo de piel recuerda que es muy importante limpiarla y tonificarla para eliminar las impurezas, empleando un gel limpiador o exfoliante acorde a tu piel, entre una y dos veces por semana; y después mantenerla hidratada y protegida con el uso de sérum, protector solar, contorno de ojos y la crema hidratante indicada para tu tipo de piel.

 

En NuevaFarma tenemos en cuenta la importancia del cuidado de tu piel, por ello te ofrecemos una amplia gama de productos dermocosméticos y contamos con grandes profesionales que te ayudarán ante cualquier duda sobre el tratamiento para tu piel.

¿Podemos ayudarte?

Consúltanos

SERVICIOS

Cuidamos de ti

IDEAS Y CONSEJOS

Al día con lo último